Descubre cuál es el mejor deporte para los mayores de 60 años

Cumplir 60 años empieza a marcar el final de la etapa adulta de una persona. A partir de este momento, empezamos a vivir más en los recuerdos del pasado que en el presente o el futuro, ya que este no ofrece muchas perspectivas.

Sin embargo, no siempre somos conscientes de que nos queda todavía tiempo de hacer muchas cosas, ya que las estadísticas muestran una esperanza de vida en nuestro país de, aproximadamente, 24 años más.

Ahora bien, las decisiones que tomamos en nuestro día a día condicionan tanto el hecho de alcanzar o sobrepasar esta cifra, como de hacerlo en condiciones de poder disfrutar de la vida.

¿Por qué nos volvemos más frágiles a partir de esta edad?

A partir de los 60 años somos más propensos a sufrir sarcopenia.

Según el Grupo de Trabajo Europeo sobre Sarcopenia en Personas Mayores (EWGSOP), esta se define como un síndrome caracterizado por una pérdida progresiva y generalizada de la masa y la fuerza del músculo esquelético con un riesgo de resultados adversos como discapacidad física, mala calidad de vida y muerte.

evolucion-sarcopenia-adultos

Como podemos ver en el cuadro, la sarcopenia produce un descenso en los niveles de fuerza que dificulta la realización de las actividades propias de la vida diaria, disminuye la resistencia cardiorrespiratoria acentuando la sensación de fatiga ante ciertas actividades y reduce la potencia muscular, aumentando con ello el riesgo de sufrir caídas y fracturas óseas. Estos 3 factores provocan una reducción de la actividad física, dando lugar a dos circuitos que se retroalimentan:

  1. La reducción de la actividad física acelera el deterioro cognitivo, incrementando con ello el riesgo de caídas y fracturas.
  2. La reducción de la actividad física es la principal causa de la aparición de sarcopenia.

prevalencia-grado-sarcopenia

Por otra parte, podemos extraer de un estudio sobre la Prevalencia de sarcopenia en pacientes geriátricos ambulatorios y hogares de ancianos realizado en 276 personas que viven en residencias para ancianos como, a medida que pasan los años, el porcentaje de personas que sufre sarcopenia aumenta.

Además, observamos que, a partir de los 80 años, esta se da con mayor frecuencia de grado severo.

Por tanto, vemos que un nivel de actividad física insuficiente da lugar, no solo a que vivamos menos, si no a que lo hagamos en peores condiciones a partir de cierta edad.

Una vez llegados a este punto y habiendo comprendido que debemos hacer ejercicio, ¿qué deporte debemos escoger?

deportes-recomendados-reducir-efectos-sarcopenia

Los deportes cíclicos (caminar, montar en bicicleta o nadar) pueden ayudar a mejorar la resistencia, pero no son la elección más acertada a la hora de ganar fuerza y potencia, además de que no conllevan ningún componente cognitivo debido a que no hay toma de decisiones.

Los deportes recreativos en equipo o pareja (fútbol o pádel, por ejemplo), tienen estímulos cognitivos, pero no trabajan la fuerza y la potencia de forma específica.

¿Hay entonces algún deporte que trabaje todos estos aspectos de forma específica?

Sí, el entrenamiento funcional personal.

En Fórmula ISAF hemos creado un método de entrenamiento personalizado orientado a mejorar todas estas áreas, además de la recuperación de las lesiones mediante el movimiento, factor de vital importancia para poder mantener la continuidad en los entrenamientos, sumado a un programa nutricional individualizado, fundamental para lograr alcanzar y mantener un peso corporal que no suponga un agravante a la situación de fragilidad producida por todo lo mencionado en este artículo.

Deja tu comentario