¿Tienes 50 años y quieres apuntarte al gimnasio? No lo hagas sin haber leído antes esto

Llevar unos malos hábitos de vida, con el paso de los años, acaba poniendo de manifiesto la mala condición física que tenemos. Fatigarnos al subir escaleras, sentir dolores de espalda tras cargar cosas relativamente pesadas o, simplemente, ver como cada vez la ropa nos sienta peor, suele empujarnos a plantearnos un cambio en nuestro estilo de vida inscribiéndonos en un gimnasio.

Leer más

4 motivos para empezar a entrenar con 50

A medida que vamos cumpliendo años cada vez estamos más agotados, corremos más riesgo de tener sobrepeso o sufrir obesidad y gozamos de peor salud en general. Esto se debe, entre otras cosas, a que nos hacemos mayores.

Leer más