Instituto ISAF

La salud bucodental relacionada con el Deporte y la Salud.

En este articulo hablaremos de la importancia de la odontología en el deporte, la cual se encarga del estudio, la revisión, la prevención y el tratamiento de las patologías bucodentales.


Mediante ella se logra un mantenimiento de la higiene y la salud de la boca la cual influye directamente en las personas que se dedican a la práctica del deporte tanto de manera recreacional y como profesional.

 

Una mala salud bucodental no solo afecta solamente al área de la boca (y las molestias que puede ocasionar), sino que pueden estar relacionadas con las lesiones musculares y articulares. Esto queda reflejado por las últimas investigaciones científicas que relacionan las infecciones que en ella se produce, con la rápida propagación a  través del torrente sanguíneo a otras partes del cuerpo, produciendo un descenso de las defensas que alteran el equilibrio fisiológicos saludables.

 

Esto afecta directamente al sistema inmune del deportista el cual podrá sufrir, disminución del rendimiento, fatiga crónica, inflamación muscular, incremento de la temperatura corporal… Todo esto favorecerá también a la aparición de contracturas y desgarros musculares.

 

En relación con la salud, se sabe, que una mala higiene bucal promueve la acumulación de bacterias así como de gérmenes que pasan fácilmente al torrente sanguíneo y afectan a varios órganos como el estómago y el corazón.

  

 

Las 5 claves más importantes para una buena salud bucodental del deportista

  1. No abusar de: azúcar, Hidratos de carbono refinados y bebidas dulces. Reducirás las posibilidades de sufrir caries y problemas en encías.
  1. Cepíllate los dientes 2 veces al día. Lo ideal es realizarlo después de cada comida, pero, al menos deberías cepillarte por la mañana y antes de acostarte. 
  1. No fumes. El tabaco reduce la secreción de saliva, beneficiando la aparición de bacterias que aumenta el riesgo de sufrir caries o enfermedades de las encías como periodontitis, además de producir halitosis. 
  1. Utiliza hilo dental o cepillo interdental. Estos implementos ayudan a eliminan los restos de alimentos ocultos en los espacios interdentales donde no es fácil acceder mediante un cepillo común. 
  1. Acude al odontólogo regularmente. Aunque realices un cepillado habitual no conseguirás eliminar por completo la placa dental y el sarro, las limpiezas bucales realizadas por profesionales sanitarios están recomendadas cada 6 o 12 meses. Importante es realizar una revisión de tus dientes al menos una vez al año.

 

Deja tu comentario

Estirar o no estirar, esa es la cuestión
Cursos Deportivos Entrenamiento Personal