Instituto ISAF

¿Por qué es importante la nutrición deportiva para un profesional del deporte?

Porque un profesional del deporte tiene que saber que una nutrición equilibrada y optimizada es básica para conseguir el máximo rendimiento.

Y que no hay trucos ni atajos.

Y, sin embargo, la nutrición deportiva aún no ha alcanzado el lugar que le corresponde entre los conocimientos indispensables para desarrollar una carrera deportiva. Tanto es así, que se podría afirmar rotundamente que es la materia sobre la que todos los deportistas parecen saber mucho pero sobre la que pocos se asesoran de forma profesional y responsable. Esto supone un error de tal calibre, que puede llegar a poner en peligro el futuro profesional del deportista en cuestión.

La nutrición deportiva es para un profesional del deporte la garantía de rendimiento y salud que le permitirá avanzar y saber cómo sacar el mayor provecho de sus rutinas y estudios deportivos y, lógicamente, de proyectar sus conocimientos sobre aquellos que demanden sus servicios en la especialidad que haya elegido.

Porque un profesional del deporte preparado en materia de nutrición deportiva, será capaz de elaborar guías nutricionales personificadas, adaptadas a cada deportista, teniendo en cuenta tanto sus aptitudes físicas como sus aspiraciones y su capacidad para conseguirlas.

Cada deportista es un mundo, un atleta único con unas capacidades personales y físicas que condicionan su entrenamiento; personalizar la nutrición es diseñar una estrategia a medida para optimizar el rendimiento deportivo y esa tarea no la puede llevar a cabo cualquiera.

Durante años se ha experimentado con la nutrición y la suplementación deportiva creando diversas corrientes que, en varias ocasiones, han terminado por dar al traste con prometedoras carreras deportivas. ¿Qué pasaba?

Principalmente, lo que ocurría era que faltaba consenso en la comunidad científica y que las dietas, al igual que los entrenamientos y las rutinas deportivas, corrían de boca en boca y de oreja en oreja sin ningún tipo de respaldo científico, como si de una conversación sobre analgésicos en una reunión de ancianos se tratase, ya sabes: “¿qué estás tomando? Pues yo tal cosa y me va muy bien, pruébalo”. Así nos ha lucido el pelo.

Ahora, la formación deportiva ya no es echar horas a lo loco en un gimnasio, resistir hasta quedar exhaustos y seguir una dieta estrambótica. Las cosas han cambiado y la actividad deportiva y los beneficios que conlleva están exigiendo a la comunidad científica patrones que garanticen la práctica deportiva saludable.

Pues bien, la comunidad científica formada por especialistas en deporte y nutrición ha escuchado y los profesionales del deporte están recogiendo sus palabras y directrices sobre la importancia de la nutrición deportiva.

Un programa de formación específica en nutrición deportiva tiene que ofrecer información sobre nutrición, suplementación deportiva e hidratación, científicamente contrastada y constantemente actualizada.

Partiendo de esa base, el deportista podrá adquirir en el curso deportivo conocimientos de calidad que le permitan desarrollar su actividad obteniendo el máximo rendimiento, de una forma saludable y responsable, en cualquier disciplina relacionada con la actividad deportiva y la nutrición, que van juntas y son inseparables.

Hablamos de programas de nutrición individualizados y específicos para cada modalidad deportiva; métodos saludables para el equilibrio entre peso y masa corporal o del conocimiento de la suplementación deportiva según las evidencias científicas actuales que podría evitar actos irresponsables con consecuencias trágicas como los que vemos en la prensa periódicamente.

El desarrollo de un interés creciente por la nutrición deportiva y la complicidad con la comunidad científica para alcanzar los estándares de seguridad, salud y rendimiento más altos, ha llevado a muchos deportistas a interesarse por la creciente demanda de profesionales del deporte especializados en nutrición.

Profesionales con formación dinámica y constante en materia de avances científicos para la valoración nutricional de un deportista, es decir, para identificar y atender las diferentes necesidades nutricionales asociadas a la fisiología y gasto energético de los deportistas teniendo en cuenta sus objetivos.

Conocer en profundidad la nutrición deportiva, ofrece a atletas y entrenadores herramientas que, en el pasado, podrían haberse considerado mágicas.

Complejas reacciones químicas tienen lugar en el organismo de un deportista cuando realiza actividad de forma intensa, cuando reduce el esfuerzo o cuando se encuentra en estado de descanso y todas ellas están íntimamente relacionadas con la nutrición individualizada, cuyo objetivo es alcanzar a proporcionar la energía necesaria y a garantizar la salud del atleta en cada momento.

Por eso es tan importante la nutrición deportiva para un profesional del deporte, le va en ello su vida deportiva.

 

Estirar o no estirar, esa es la cuestión
Cursos Deportivos Entrenamiento Personal