Fisiología deportiva: adaptaciones cardiorespiratorias

La estructura cardíaca, el sistema circulatorio y el sistema respiratorio (integrado por pulmones, vía aérea, bronquiolos y alvéolos), asistido por los músculos intercostales, diafragma y músculos del cuello (para los procesos de inspiración-espiración), constituyen la llamada “bomba cardio-respiratoria”, responsable de la distribución del flujo sanguíneo a los tejidos, y del intercambio gaseoso periférico, a nivel alveolo-capilar para difundir el Oxígeno (O2) y expeler el Dióxido de Carbono (CO2).

Leer más
Estirar o no estirar, esa es la cuestión
Cursos Deportivos Entrenamiento Personal