Evolución de la técnica respiratoria en Pilates

En sus obras iniciales, Pilates concedió especial importancia a la pureza del flujo sanguíneo. Esta pureza podía conseguirse respirando correctamente mientras se hacen los ejercicios, al oxigenarse la sangre y eliminarse los gases nocivos. Joseph H. Pilates llegó a la conclusión de que la mejor técnica respiratoria en Pilates para limpiar los pulmones es una exhalación plena forzada seguida de un hinchado completo de los pulmones mediante una inhalación profunda. Es lo que se denomina inspiración y espiración activas. Pilates estaba convencido de que al poner mayor énfasis en la fase espiratoria era posible eliminar una mayor cantidad del aire impuro que queda en el fondo de los pulmones. En efecto, sólo al espirar completamente podemos expulsar el aire de los lóbulos inferiores de los pulmones, dejando así que penetre aire fresco y limpio. Es lo que ocurre cuando espiramos profundamente al soltar un buen suspiro, ayudando así a liberar tensión y extender el cuerpo.

Leer más
Estirar o no estirar, esa es la cuestión
Cursos Deportivos Entrenamiento Personal