Instituto ISAF

Tres ejercicios recomendados para la corrección funcional del movimiento

Sugerir tres ejercicios es una invitación.

Aquí tienes la tuya:

- Autoliberación miofascial, perteneciente a la agrupación de Técnicas Inhibitorias.

- Flexibilidad estática, perteneciente al grupo de Técnicas para la Amplitud del Movimiento.

- Fortalecimiento analítico localizado, incluido en el grupo de Técnicas de Activación.

Que empiece la fiesta.

Dispones de una invitación a entrar en el campo del conocimiento real del cuerpo humano en el ámbito de la formación deportiva.

Una invitación para descubrir un eje esencial: el entrenamiento funcional y su aplicación para la corrección funcional del movimiento.

Porque tu búsqueda para encontrar las mejores opciones te ha traído hasta aquí y porque la suerte te acompaña, vamos a ejercer de anfitriones.

Déjate llevar , estás en buenas manos. Te vamos a presentar esos tres ejercicios que prenderán en ti la chispa del conocimiento, convertirlo en fuegos artificiales, es ya cosa tuya.

Síguenos, por favor.

La corrección funcional del movimiento hace posible que nuestro cuerpo, diseñado como el de ningún otro animal para ejecutar los movimientos más complejos, disponga de la aplicación de estrategias correctivas para los diferentes desequilibrios que se puedan producir.

En este sentido, vamos a ver la aplicación de las tres propuestas iniciales, tres ejercicios, que son localizados entre los más recomendados y destacados, por los profesionales especialistas en el ejercicio correctivo funcional y su aplicación.

Antes de comenzar, conviene subrayar de forma especial, que este tipo de profesionales expertos en la corrección funcional del movimiento, ha recibido una formación intensa, sólida y que mantienen su formación y conocimientos en constante dinámica de aprendizaje sobre cuestiones intrínsecas al desarrollo de su actividad profesional.

Se trata de profesionales de la corrección funcional del movimiento con profundos conocimientos en anatomía general y específica del ejercicio correctivo, una cualidad que los conduce a dilucidar, con la mayor precisión posible, las causas exactas de los desequilibrios en el movimiento del cuerpo humano.

Conocidas las causas, ponen en marcha un protocolo del Método correctivo funcional personalizado y perfectamente diseñado para adaptarse a los diferentes desequilibrios.

Un protocolo constituido por técnicas inhibitorias, de amplitud de movimiento y de activación analítica e integral.

Y es en este protocolo donde puede saltar la chispa que te atrape. Tu interés por la corrección funcional del movimiento te empuja, es tu pólvora. Vamos a ver cómo prende e ilumina el camino que has elegido acercándonos a la corrección funcional del movimiento a través de tres estrategias o ejercicios recomendados.

En primer lugar, nos fijaremos en los ejercicios o estrategias correctivas para los desequilibrios de la columna vertebral, en el área cervical, dorsal y lumbar. No se trata de un capricho, tampoco de una elección al azar. Los problemas asociados a este tipo de desequilibrios acarrean dolencias, puntuales o crónicas, que están demandando asistencia especializada como si de una epidemia se tratara, podríamos decir que se encuentra en el Top Five de los desequilibrios del cuerpo humano.

En este caso, es necesario establecer la relación de los músculos clave asociados con la columna en las áreas cervical, dorsal y lumbar y llevar a cabo una evaluación de su posición y fuerza así como de las acciones dinámicas y ejercicios de fortalecimiento analítico correctivos para los desequilibrios que se pueden poner en práctica.

La autoliberación miofascial, perteneciente a la agrupación de Técnicas Inhibitorias, parece una de las estrategias más adecuadas de las que se incluyen dentro del protocolo del método correctivo funcional, al menos como primera opción.

Como primera opción o como opción complementaria, porque otros dos ejercicios como la flexibilidad estática y el fortalecimiento analítico localizado, también pueden ser complemento preciso para solucionar el problema.

En el caso la flexibilidad estática, perteneciente al grupo de Técnicas para la Ampliación del Movimiento, las posiciones y ejercicios de estiramiento, contribuyen notablemente a la restitución del equilibrio funcional.

Por su parte, en el caso del fortalecimiento analítico localizado, incluido en el grupo de Técnicas de Activación, la concentración analítica del trabajo muscular en un área muy pequeña se convierte en herramienta, tan indispensable como valiosa, para recuperar la corrección funcional del movimiento.

Bien, pues hasta aquí ha llegado nuestro trabajo como anfitriones.

Como invitación profesional que se precie, el recorrido a través de recursos para recuperar el equilibrio funcional del cuerpo humano que hemos realizado juntos, ha servido para establecer contactos con técnicas que, correctamente aplicadas, son capaces de recuperar la corrección funcional del movimiento del cuerpo humano.

Técnicas que precisan de buenos profesionales, con una sólida formación, que les permita ponerlas en práctica obteniendo los mejores resultados.

Has asistido a la presentación y pareces haber aprendido mucho. El siguiente paso es formar parte del equipo. No lo dudes, esta es tu fiesta, estás en tu ambiente.

Deja tu comentario

Estirar o no estirar, esa es la cuestión
Cursos Deportivos Entrenamiento Personal