Instituto ISAF

Lo que nadie cuenta sobre CrossFit.

Una visión objetiva poniendo sobre la mesa tanto lo positivo como lo negativo de una disciplina que no deja de crecer en todo el mundo.
Índice de contenidos

  1. ¿Qué es y de dónde proviene el CrossFit?
  2. ¿Por qué CrossFit tiene tanto éxito?
  3. Lo que nadie cuenta sobre CrossFit
  4. Conclusión

  1. ¿Qué es y de dónde proviene el CrossFit?

Según la definición oficial, CrossFit es un sistema de entrenamiento basado en movimientos funcionales con constante variación y ejecutados a alta intensidad.

Analizando la actividad luego de 12 años de experiencia práctica, la definiremos como: sistema de entrenamiento basado en movimientos multiarticulares, donde participa todo el cuerpo, cuyos entrenamientos son aleatorios (constantemente variados, sin tener en cuenta las necesidades fisiológicas de cada capacidad física y la recuperación que requiere cada una de ellas) y en el 95% de ellos buscando llegar a la máxima fatiga.

Además, según CrossFit, combina movimientos de disciplinas como la halterofilia, powerlifting o los ejercicios gimnásticos con el objetivo de la mejora de todas las capacidades físicas, cosa que como hemos mencionado anteriormente no ocurre.

¿De dónde proviene?

Según Wikipedia, en 1974, el estudiante norteamericano universitario de 18 años, Greg Glassman, creó un programa de entrenamiento basado en movimientos funcionales realizados a alta intensidad.

Acostumbrado a trabajar con atletas en varios gimnasios del sur de California, comenzó a utilizar esta metodología de trabajo revolucionaria con policías, siendo posteriormente practicada por bomberos y militares norteamericanos.

En 2003, el alpinista de nivel mundial y escritor, Mark Twight, fue de los primeros entrenadores afiliados que difundió el CrossFit. Acostumbrado a los entrenamientos de larga distancia, se enamoró de este tipo de programa.

Sin embargo, no bastó mucho tiempo para que este comenzase a cuestionarse la metodología.

En 2005, Mark abandonó CrossFit renombrando su gimnasio como Gym Jones y adoptando una nueva metodología basada en entrenamientos más individualizados y específicos. Hoy en día se le conoce como el entrenador que preparó a los actores de la película 300, además de ser el preparador de actores de cine de Hollywood.

Un caso similar es el de Mark Rippetoe, entrenador de Powerlifting desde 1978. Su asociación con Crossfit inició en 2006 y finalizó en 2009 por “desavenencias ideológicas y personales”.

No fue hasta 2008 cuando CrossFit llegó a España consiguiendo una expansión que, a fecha de finales de 2019, ha dado lugar a casi 500 boxes.

De hecho, hemos sido la primera afiliación de España llamándonos Crossfit Spain.

  1. ¿Por qué CrossFit tiene tanto éxito?

El gran éxito de CrossFit se sustenta sobre 2 pilares:

  • Por una parte, los practicantes quedan enganchados desde la primera sesión, aunque sufran unas agujetas que no les permitan moverse apenas.

En CrossFit, la tasa de deserción es inferior a la de los centros de entrenamiento tradicionales, probablemente a causa del espíritu de camaradería que se respira en cada Box.

Cabe agregar que la continua variación de los entrenamientos, los materiales inusuales que se utilizan (Kettlebells, anillas, Battle Rope, etc.) y el hecho de que se trate de un sistema competitivo (tanto contra los demás como contra uno mismo) hace que el tiempo de entrenamiento pase volando.

Además, este sistema permite aprovechar mejor el tiempo debido a que los descansos suelen ser mínimos en muchos WODS, por ejemplo, los AMRAP (tantas rondas como sea posible en un tiempo determinado) o los AFAP (tan rápido como sea posible), permitiendo a los usuarios entrenar más en menos tiempo (desde 4 minutos hasta 30 minutos).

  • Por otra parte, CrossFit garantiza drásticos cambios físicos en poco tiempo porque cada entrenamiento se lleva hasta la extenuación. Esto contrasta con el entrenamiento tradicional donde muchas personas tienden a entrenar por debajo de sus posibilidades, quizá porque no tienen la supervisión de un coach o la presión grupal.

Cabe añadir también que, cuando se combina esta metodología de entrenamiento con protocolos como la paleodieta o la dieta de la zona, se asegura un vaciamiento glucogénico y un déficit energético que proporciona una mejora estética que muchos practicantes difícilmente conseguirían con entrenamientos clásicos.

En definitiva, podemos observar muchos factores positivos en esta disciplina pero no debemos olvidar, por un lado, que ciertas afirmaciones que se realizan no son ciertas, y por otro, que la tasa de lesiones es considerablemente alta, hecho directamente relacionado con que los practicantes de esta actividad tienden a entrenar con altos niveles de fatiga y por encima de sus posibilidades.

  1. Lo que nadie cuenta sobre CrossFit

CrossFit sostiene que su sistema de entrenamiento es para todo tipo de persona, afirmando que “Mayor potencia, fuerza, resistencia cardiovascular y respiratoria, flexibilidad, coordinación, resistencia en general, agilidad y equilibrio son importantes para los mejores deportistas del mundo y para nuestros abuelos”.

En primer lugar, esta metodología carece de una periodización de los entrenamientos, hecho negativo para poder mejorar el rendimiento, prevenir el sobre-entrenamiento y lesiones. Además, todos ellos principalmente se desarrollan dentro de un área específica: la glucolítica no oxidativa, anteriormente conocida como anaeróbica láctica.

Esto los hace especialistas en esta área causando adaptaciones que les permiten tolerar altos niveles de lactato, pero les impide mejorar en las otras dos áreas fisiológicas que están relacionadas por un lado con fuerza máxima, potencia y velocidad, y por el otro, con entrenamientos de media y larga duración como maratón, natación, ciclismo, etc.

Realizar ejercicios que requieren coordinación (por ejemplo, los propios de la halterofilia) con altos niveles de lactato y, por lo tanto, fatiga, suponen tanto un estímulo inadecuado, en este caso, para aumentar la potencia como un alto riesgo de fallo en la ejecución técnica, lo que incrementa la probabilidad de sufrir una lesión.

Si a esto último añadimos el hecho de que, no solo nuestros abuelos, sino gran parte de la población tiene déficits de movilidad y estabilidad articular (entre otras cosas), cuando planteemos ejercicios de un nivel tan avanzado como son las arrancadas o sentadillas de arranque, estaremos poniendo en serio riesgo su salud. Y no solo nos referimos a esos dos ejemplos, podemos incluir también los Swings con Kettlebell, Box Jumps, Burpees, ….

crossfit1

Debemos agregar además que la elección de ejercicios en CrossFit no siempre es la más acertada desde el punto de vista biomecánico. Por ejemplo, hay ejercicios como los Sit-ups en GHD o el Toes to bar que suponen un excesivo estrés mecánico para la columna, con lo que una carga axial con la zona media fatigada puede resultar en un daño irreparable para esta.crossfit2

Para que se entienda mejor, en CrossFit la persona ha de adaptarse al WOD (entrenamiento del día), cuando lo razonable sería que, dependiendo de las características del individuo (desequilibrios estructurales, problemas de estabilización, nivel de experiencia, …) se conformase la periodización y los programas de entrenamiento con los ejercicios más adecuados para este.

Por otro lado, pese a que este tipo de entrenamientos producen una mejora del VO2 Max. (debido a la deuda de oxígeno generada), tal y como se encuentran estructurados no permiten trabajar con la máxima velocidad ni con la máxima intensidad, por lo que es imposible maximizar de este modo el rendimiento deportivo.

Esto último significa que no se trata de un método eficaz de preparación física general de un deportista ya que, por ejemplo, un futbolista que se prepare como un atleta de CrossFit acabará disminuyendo las capacidades determinantes para su deporte por la poca especificidad de los estímulos de entrenamiento que va a recibir.  

 

   4. Conclusión

La idea de crear una alternativa al entrenamiento tradicional en gimnasio, indudablemente, ha sido un acierto rotundo.

Sin embargo, la realidad es que la falta de atención en los aspectos fisiológicos y biomecánicos deja en manos de cada Coach la interpretación de las directrices que marca Crossfit.

Es por esto que la experiencia de cada nuevo practicante de esta disciplina será diferente en base a los conocimientos que tiene cada entrenador que la imparte.

Por consiguiente, en base a nuestra experiencia, recomendamos a los preparadores no mirar el CrossFit desde la fe sino desde el pensamiento científico, criticando lo que no concuerde con la fisiología y la biomecánica deportiva, a fin de crear un método que se adapte a cada individuo en lugar de que estos deban adaptarse a un único método.

Nuestras formaciones relacionadas:

 

Deja tu comentario

Estirar o no estirar, esa es la cuestión
Cursos Deportivos Entrenamiento Personal