Instituto ISAF

Todo sobre el Burpee.

Conoce su origen y entenderás la complejidad que se esconde tras uno de los ejercicios más utilizados en Crossfit.

Índice de contenidos

  1. ¿Qué es un Burpee?
  2. Origen del Burpee
  3. Evolución del Burpee
  4. Riesgos
  5. Conclusión

 

  1. ¿Qué es un Burpee?

Un Burpee está compuesto por una secuencia de movimientos complejos en la que intervienen gran cantidad de grupos musculares (pectorales, tríceps, hombros, cuádriceps, isquiotibiales, gemelos, abdomen, glúteos, …) los cuales generan una importante cantidad de deuda de oxígeno, hecho que conlleva que el sistema cardiovascular tenga una notable participación.

  1. Origen del Burpee

En 1939, el fisiólogo estadounidense Royal H. Burpee presentó un test de aptitud llamado Squat Thrust en su tesis doctoral para la Universidad de Columbia. Este se basaba en 4 fases:

  • Fase 1: Descender a una posición de sentadilla donde seamos capaces de apoyar las palmas de las manos en el suelo frente a los pies.
  • Fase 2: Realizar una extensión de cadera mediante un salto para acabar en una posición de plancha de manos en decúbito prono.
  • Fase 3: Recuperar la posición adoptada en la Fase 1 mediante un nuevo salto.
  • Fase 4: Volver a la posición previa a la Fase 1.

Este test constaba de 4 repeticiones, realizándose una medición de la frecuencia cardiaca previa y posterior al ejercicio para comprobar la eficiencia del sistema cardiovascular de los sujetos desentrenados.

En 1942, las fuerzas armadas norteamericanas aprovecharon esta prueba para evaluar la aptitud de los alistados para la II Guerra Mundial.

En un principio, la prueba consistía en la ejecución del máximo número de Burpees en 20 segundos. Más tarde, en 1946, el test pasó a realizarse en un minuto, considerando aptos a los que completaron entre 27 y 41 repeticiones, mientras que los que superaron las 41 recibieron una calificaron de excelente.

Puesto que el ejercicio original estaba pensado como un test, Royal H. Burpee nunca fue partidario de su realización a altas repeticiones, pues lo consideraba un movimiento con un alto grado de riesgo para personas desentrenadas tanto a nivel cardiovascular como de la fuerza en general.

  1. Evolución del Burpee

El auge del Crossfit ha popularizado este ejercicio dando lugar a la forma en que lo conocemos hoy en día, cuyo origen se remonta a los años 80, la que incluye una flexo-extensión de brazos entre las Fases 2 y 3, además de un salto elevando las manos por encima de la cabeza en la última fase.

Actualmente se conoce como medio Burpee al Squat Thrust de Royal H. Burpee, mientras que el Burpee completo sería la versión que acabamos de explicar.

Este último requiere un elevado grado de coordinación y estabilidad, sin olvidar que implica un alto impacto articular, sobre todo a raíz de la inclusión del salto.

Así mismo, han surgido otras variantes que agregan complejidad a este, tales como Burpee Box Jump Over (se agrega un salto al cajón y se desciende por el otro lado), Burpee Over the bar (se añade un salto frontal o lateral a una barra), Man Makers (se lleva a cabo con mancuernas dando lugar a una combinación entre Burpee y Thrusters), etc.

Banner_master_entrenamiento_funcional

  1. Riesgos

En primer lugar, tal y como adelantamos, el Burpee es un ejercicio de alto impacto articular. Por lo tanto, está contraindicado tanto para personas con sobrepeso como para sujetos que tengan problemas articulares.

En segundo lugar, pese a que este ejercicio pueda resultar interesante por el estímulo anaeróbico que ofrece, las adaptaciones cardiovasculares que aporta y el elevado gasto energético que supone, consideramos que hay opciones más seguras y controlables que utilizar. Sobre todo, teniendo en cuenta que los Burpees suelen ser el recurso estrella de las sesiones de entrenamiento interválico de alta intensidad (HIIT) cuando, en realidad, estos protocolos fueron estudiados con ejercicios cíclicos donde verdaderamente se puede verificar si el deportista está trabajando con alta intensidad.

En tercer lugar, tampoco recomendamos su realización a personas que no sean capaces de mantener la estabilidad de la cintura escapular y pélvica en una posición de plancha de manos. De hecho, aunque si lo sean, la fatiga provocada por el alto volumen de repeticiones que se suelen realizar conduce a la inhibición de la musculatura estabilizadora de la columna, lo que hace que la pelvis “se caiga” generando molestias en la zona lumbar.

Cabe añadir que, al tratarse de un ejercicio con cierto componente pliométrico, cuando la carga de trabajo supera la capacidad del sujeto, el Sistema Nervioso Central se inhibe impidiendo poder llevar a cabo de forma óptima el ciclo de estiramiento y acortamiento (CEA), repercutiendo negativamente en las articulaciones.

  1. Conclusión

Tras todo lo explicado hasta el momento, se puede observar que el Burpee, al contrario de lo que mucha gente piensa, es un ejercicio más complejo de lo que aparenta.

De hecho, más que un ejercicio para la mejora de la condición física, deberíamos considerar que necesitamos estar bien preparados para ser capaces de hacer Burpees, ante todo, con seguridad, más si cabe sabiendo que nuestro SNS requiere una progresión en los estímulos para no inhibirse en movimientos como este.

No obstante, consideramos el Squat Thrust de Royal H. Burpee un test interesante e incluso el actual Burpee un ejercicio aceptable, por ejemplo, para un deportista avanzado, siempre y cuando dicho ejercicio no sea ejecutado con altos niveles de fatiga, ya que esto acabará desvirtuando la técnica con la que se realiza.

Por último, podemos cuestionarnos si el Burpee contiene patrones motores presentes en muchos deportes o acciones de la vida cotidiana, ya que en caso de concluir que no, nos encontraremos ante un ejercicio que tendrá más riesgo que beneficio a causa de la poca variación y la frecuente llevada hasta la extenuación.

Nuestras formaciones relacionadas:

Deja tu comentario

Estirar o no estirar, esa es la cuestión
Cursos Deportivos Entrenamiento Personal