Instituto ISAF

Test de Cooper: qué es, en qué consiste y tabla con resultados

¿Has oído hablar del Test de Cooper pero no sabes qué es exactamente?

Desde ISAF, nuestro centro de formación deportiva, te contamos todo sobre el Test de Cooper: en qué consiste, cuál es su origen, la fórmula y mucho más.

¿Qué es el Test de Cooper y qué mide esta prueba?

El Test de Cooper es una prueba de resistencia (no un entrenamiento) que fue diseñada para recorrer la mayor distancia posible en un periodo de 12 minutos y a una velocidad constante.

¿Para qué sirve el Test de Cooper?

El objetivo del Test de Cooper es claro: consiste en una prueba de exigencia, donde la preparación física juega un papel muy importante. Por ello, el Test de Cooper en Educación Física se emplea mucho en los colegios, institutos o entrenamientos, con el objetivo de medir la resistencia aeróbica de los sujetos.

¿Cuál es el origen del Test de Cooper?

El origen del Test de Cooper se remonta a la década de los 60 cuando se dio a conocer a través de un artículo publicado en el Journal of the American Medical Association. 

Esta prueba fue diseñada concretamente en 1.968 por Kenneth H.Cooper en Oklahoma para el ejército de los Estados Unidos. Este soldado y médico en las filas norteamericanas ideó una manera de evaluar y valorar el estado de los soldados de una manera rápida, barata y eficaz. 

¡Y vaya si lo consiguió! La prueba cumple todos esos requisitos ya que solo se necesita una superficie plana y 12 minutos de tiempo. Así que la inversión es mínima. De ahí la gran importancia del Test de Cooper incluso hoy en día. 

La forma física de los soldados pasó a evaluarse a través de los Test de Cooper. Para determinar quién estaba en buen estado y quién no, Cooper ideó unas tablas de tiempo con baremos.

La efectividad de esta prueba es tal que su uso llega hasta nuestros días. Policía local, nacional, bomberos y otros cuerpos de seguridad utilizan las pruebas de Cooper para sus exámenes de acceso.

tablas-test-de-cuper

Tablas del Test de Cooper 

Normalmente, la mayoría de la población en sus primeros test de resistencia no llega a condiciones buenas o excelentes. No obstante, esto no es preocupante. Además, la prueba se hace simplemente para evaluar las condiciones físicas y estar al tanto de las mejorías.

En la tabla de valores del Test de Cooper se distinguen diferentes categorías

  1. Condición física.
  2. Edad.  

También hay que diferenciar los datos por sexo ya que hay tablas de valores para mujeres y para hombres.

Tabla del Test de Cooper para hombre

Dependiendo de la edad del varón y de los metros que recorre en 12 minutos, Cooper establece estos baremos para los hombres.

De este modo y siguiendo la tabla de resultados, un hombre con menos de 30 años que recorra más de 2,8 kilómetros en esos 12 minutos, tendrá una condición física Excelente

Si un hombre de la misma edad hiciera menos de 1,6 kilómetros su condición sería Muy Mala según los baremos de los Test de Cooper.

Edad Menos de 30 años De 30 a 39 años De 40 a 49 años 50 años o más
Muy Mala Menos de 1.600m Menos de 1.500m Menos de 1.400m Menos de 1.300m
Mala 1.600 a 2.199m 1.500 a 1.899m 1.400 a 1.699m 1.300 a 1.599m
Regular 2.200 a 2.399m 1.900 a 2.299m 1.700 a 2.099m 1.600 a 1.999m
Buena 2.400 a 2.800m 2.300 a 2.700m 2.100 a 2.500m 2.000 a 2.400m
Excelente Más de 2.800m Más de 2.700m Más de 2.500m Más de 2.400m

 

Tabla del Test de Cooper para mujeres

Como decíamos, las distancias para las mujeres son diferentes. Siguiendo el ejemplo anterior, una mujer de menos de 30 años tendría que recorrer más de 2,7 kilómetros para tener una condición Excelente.

En caso de que esa misma persona hiciera menos de 1,5 kilómetros en los 12 minutos que dura la prueba, su condición sería de Muy Mala según los datos que vemos en esta tabla.

Edad Menos de 30 años De 30 a 39 años De 40 a 49 años 50 años o más
Muy Mala Menos de 1.500m Menos de 1.400m Menos de 1.200m Menos de 1.100m
Mala 1.500 a 1.799m 1.400 a 1.699m 1.200 a 1.499m 1.100 a 1.399m
Regular 1.800 a 2.199m 1.700 a 1.999m 1.500 a 1.899m 1.400 a 1.699m
Buena 2.200 a 2.700m 2.000 a 2.500m 1.900 a 2.300m 1.700 a 2.200m
Excelente Más de 2.700m Más de 2.500m Más de 2.300m Más de 2.200m

 

La Fórmula del Test de Cooper, ¿qué mide exactamente?

La prueba de Cooper también nos permite conocer el rendimiento y nuestro progreso en los entrenamientos a través de una fórmula. 

En ella se puede medir el consumo máximo de oxígeno que utiliza el organismo mientras realiza la prueba. Es lo que se conoce como el VO2 máx. 

Aunque no es la mejor forma para medir este parámetro, ya que la mejor manera sería a través de una espirometría. Lo cierto es que este test de resistencia se utiliza muchas veces porque es más barato y fácil de hacer. 

Esta es la fórmula:

V02max= (22 x km recorridos) – 11

Test de Cooper en niños y adolescentes: ¿se puede hacer esta prueba en Educación Física?

Es recomendable utilizar esta prueba de resistencia en adultos, pues el Test de Cooper en niños no está establecido por el momento y como el organismo de los menores de edad no está completamente formado se necesitarían valores diferentes a los establecidos a día de hoy.

Sin embargo, y tal y como hemos mencionado con anterioridad, sí que es una prueba que se realiza mucho en Educación Física simplemente para valorar las mejorías y avances de los alumnos.

Consejos para hacer el Test de Cooper

Como decíamos, los resultados de Test de Cooper al principio suelen ser bastante decepcionantes. Sin embargo, con entrenamiento y constancia se pueden mejorar. 

Si tienes que hacer la prueba de Cooper, te dejamos algunos consejos para prepararlo y conseguir tu marca. 

  • Estira antes de empezar y también cuando la termines. 
  • No realices el Test de Cooper durante la menstruacción.
  • Tampoco es el momento adecuado si tienes fiebre, gripe o estás cansado físicamente. 
  • Recuerda que esta prueba no se debe utiliza en personas fumadoras, asmáticas o con problemas respiratorios.
  • Haz el test en una superficie plana tal y como se requiere y evita lugares con gran altitud. Cuanto más cerca del nivel del mar la hagas, más fácil lo tendrás. 
  • No te desanimes por los primeros resultados. Con el tiempo, irás mejorando la distancia recorrida. Solo necesitas constancia y preparación
  • Un buen entrenamiento para el Test de Cooper es aquel que combina fuerza, velocidad y resistencia. Haz ejercicios variados para conseguir tus objetivos.

Ahora que ya sabes todo sobre el Test de Cooper y sus objetivos utilízalo para medir tu resistencia o la de otros.

Y si quieres ser preparador físico y hacer Test de Cooper de forma profesional puedes realizar la formación que ofrecemos en ISAF. ¡Pídenos información sin compromiso!

Deja tu comentario

Estirar o no estirar, esa es la cuestión
Cursos Deportivos Entrenamiento Personal